Rss Feed
Tweeter button
Facebook button
Linkedin button
Delicious button
Flickr button

La copa adecuada para degustar un buen vino blanco,tinto y rosado.

Escrito el 14, feb 2012 | 1 comentario

Copas adecuadas para servir vino blanco o tinto

Copas adecuadas para servir el vino

El vino blanco Leucante 1248 comparte contigo como degustar vino en una copa adecuada.

El sabor del vino es diferente y mejor cuando se bebe en la copa adecuada. Los elementos que hay que tener en cuenta por orden de importancia en la elección de una buena copa de vino blanco o tinto son :
  • Su forma. Debe ser convexa y el borde debe curvarse hacia el interior para captar los aromas del vino y canalizarlos hacia la nariz. Una copa que su cáliz sea poco profundo no podrá retener los aromas y se perderá la mitad del placer de la degustación.Es imprescindible que el pie de la copa sea largo para poder sostenerla sin tocar el cáliz ,ya que una copa de vino blanco fresco se calienta muy rápidamente en contacto con la mano.
  • El tamaño. Deben ser lo bastante grandes para  poder servir el vino en cantidad sufiente sin llenarlas más de un cuarto o un tercio de su capacidad. La cantidad de vino que  se sirve son normalmente 9 cl ( la octava parte de una botella ) , por tanto, la capacidad de una copa será al menos de 28 cl. Una copa grande de 35 cl de capacidad es ideal para los mejores vinos servidos en su momento de apogeo.  Si la copa es muy pequeña o está demasiado llena , no se podrá hacer girar el vino para liberar los aromas, ni levantarla con comodidad para observar la copa de vino a trasluz.
  • Los materiales. Tienen que ser trasparentes, lisos y sin facetas. Las copas de color impiden admirar la copa de vino blanco o tinto. Las catas comparativas han contribuido a explicar que las copas de cristal fino contribuyen al placer gustativo.
Existen copas especialmente concebidas para la cata de vinos como la gama conocida como impitoyables, para uso exclusivo de profesionales que tiene como virtud resaltar los defectos del vino.
Resumiendo…
  • Tener la boca de la copa  más estrecha que la parte baja.
  • Ser de cristal fino, especialmente la parte de arriba.
  • La copa debe tener un pie alto para separar la mano del vino para que no llegue a calentarse el vino.
  • Ser lisa y transparente.
  • Tener un tamaño suficientemente grande.
  • Nunca se deben utilizar copas de color, ocultan el agradable aspecto visual del vino.
  • No se debe llenar demasiado una copa, el vino precisa de espacio suficiente para “respirar” y a la vez debe liberar su magnífico aroma.

Enviar un Comentario